Preguntas Frecuentes

¿Cuál es el rol de la Universidad frente al acoso y la violencia sexual?

La UDP tiene el deber de resguardar, dentro de su ámbito de acción, una convivencia respetuosa entre sus miembros. Por ello, tiene un rol en la prevención, investigación y sanción de conductas que atenten contra la convivencia, en un ambiente libre de violencia sexual.

¿Afecta esta normativa a la libertad de expresión? 

La UDP garantiza la libertad de expresión, siempre que no afecte la dignidad e integridad de las personas ni se infrinja el deber de confidencialidad requerido ante situaciones de denuncia en materia de violencia sexual.

¿Qué es violencia sexual?

La Universidad entiende por violencia sexual los comportamientos, palabras o gestos de connotación sexual no consentidos y que atentan contra la dignidad o integridad psicológica y/o física de los miembros de la Universidad.

Se consideran acciones de violencia sexual:

  • Acoso u hostigamiento sexual
  • Agresión sexual
  • Exhibición, exposición y voyerismo
  • Acecho sexual

Puede haber otras acciones que, aunque no están descritas en la Normativa, sí se considerarán violencia sexual ya que implican una interacción sexual no consentida entre las partes.

¿A quiénes afecta esta normativa?

En primera instancia, aplica a estudiantes, ayudantes, profesores y funcionarios. Por lo tanto, todos los miembros de la Universidad tienen la obligación de conocer la Normativa de Prevención y Sanción de Acciones de Violencia Sexual.

También, como afectados, la normativa aplica a personas que reciben servicios o prestan servicios a la institución (pacientes, clientes, personal de aseo, funcionarios de seguridad, entre otros).

¿En qué lugares aplica la normativa?

En todas las actividades académicas y sociales (fiestas, paseos, investiduras, graduaciones, u otras) desarrolladas o patrocinadas por la Universidad. Estas actividades pueden ocurrir dentro o fuera de la UDP.

Si alguien necesita orientación, ¿qué opciones hay disponibles?

Cualquier estudiante, funcionario o profesor puede acudir a alguno de los Consejeros en violencia sexual. La UDP dispone de más de 40 Consejeros en materia de violencia sexual que cuentan con entrenamiento para ejercer su función. Los interesados pueden recurrir a cualquiera de los Consejeros disponibles.

¿Cuál es el rol de los Consejeros?

Son profesores y funcionarios que deben orientar sobre opciones, soportes y mecanismos de denuncia en materia de violencia sexual disponibles en la Universidad y fuera de ella.

¿Puede un Consejero denegar la orientación?

No. Solo puede negarla si existe un conflicto de interés. La denegación de orientación deberá ser fundada e informada a la Dirección Jurídica.

¿Se puede hacer una denuncia anónima?

No. Siempre se debe indicar el nombre de la persona que denuncia y de la persona denunciada.

¿Solo el afectado o afectada puede denunciar?

No. Puede hacerlo alguien a nombre de la persona afectada, con su autorización formal.

¿Cómo se denuncia?

A la Dirección Jurídica de la Universidad, por escrito. En lo posible, la denuncia debe especificar a los involucrados, fechas, lugares, testigos, pruebas. Además, la persona deberá firmar la denuncia especificando su nombre y rut.

¿Se investigan todas las denuncias presentadas?

En principio sí, salvo que:

  • los plazos se encuentren prescritos,
  • los hechos denunciados sean constitutivos de faltas que se rigen por otros reglamentos institucionales o,
  • los hechos denunciados estén fuera del ámbito de aplicación de la normativa

Si denuncio una situación de violencia sexual, ¿cómo me puedo proteger de eventuales represalias?

La persona que denuncia puede solicitar medidas de protección, como reubicación del puesto de trabajo, prohibición de contacto directo con la víctima (por vía presencial, electrónica, telefónica u otra), ajuste de calendario de evaluaciones, extensión de plazos para recorrección, reducción de carga académica, reubicación de curso o sección, anulación fuera de plazo y/o suspensión de semestre.

Las medidas antes enunciadas no son taxativas. La Universidad puede implementar otras medidas de protección según el caso específico.

¿Cómo se investiga una denuncia?

La Dirección Jurídica es la encargada de investigar la denuncia. Para ello debe escuchar al denunciante, denunciado y a los testigos. También debe recabar toda la evidencia disponible que entreguen los involucrados.

¿Cuáles son los posibles resultados de una denuncia?

La presentación de una denuncia puede terminar en sanciones en contra de la persona denunciada, las que variarán según se trate de estudiantes, profesores y funcionarios. En todos los casos las sanciones tienen graduación, según la gravedad de la conducta. Estas van desde una amonestación verbal hasta la expulsión de la Universidad. Tras una denuncia se puede concluir que el denunciado es inocente.

¿Existen agravantes o atenuantes?

La violencia de género y la reiteración de la conducta se consideran agravantes.

Las sanciones también tienen atenuantes, como irreprochable conducta anterior, colaboración en el esclarecimiento de los hechos, la auto-denuncia, la confesión de los hechos, y la reparación del daño causado o de las consecuencias que de este se deriven.

¿Qué pasa si la denuncia es falsa?

Una denuncia falsa ocurre cuando la investigación concluye que los hechos denunciados no ocurrieron y hubo una intención deliberada de dañar al denunciado. La persona que hace una denuncia falsa será sancionada según las normativas vigentes.

¿Cuáles son los plazos desde que se hace una denuncia?

Los plazos asociados a cada etapa son los siguientes:

  • 5 días hábiles en que la Dirección Jurídica analiza si corresponde o no investigar, si se propone una resolución alternativa al conflicto (mediación), o si se deriva a otra instancia disciplinaria
  • 5 días hábiles para establecer medidas de protección para la persona denunciante
  • 20 días hábiles en que la Dirección Jurídica investiga la denuncia. Se puede extender en 10 días más
  • 10 días hábiles para que la Comisión Superior ratifique o modifique la sanción
  • 10 días hábiles para que la Secretaría General resuelva una eventual apelación
Accesibilidad